Meditación con kirtan - Portada

Meditación con kirtan, el canto que conecta con la divinidad

A la hora de meditar, contamos con diversas herramientas y aliados que nos ayudan a adentrar nuestra mente en este estado tan especial. Entre estas prácticas, se encuentra la meditación con kirtan, una tradición milenaria basada en el canto devocional. ¿Lo conoces? En este post lo exploramos.

Kirtan, una práctica del Bhakti yoga

¿Recuerdas cuándo hablamos del yoga clásico? Dentro de sus tres caminos espirituales explicamos que el Bhakti yoga es la rama más devota, en la que sus practicantes expresan la adoración a la divinidad mediante el canto de himnos, entre otras técnicas.

Ese canto del que hablamos es el kirtan, un término que en una traducción simplificada del sánscrito significa narrar. En realidad este canto es una llamada a la deidad, lo que se hace a través de la repetición de su gran diversidad de nombres.

Meditación con kirtan - Conexión con la divinidad

La repetición de los mantras conecta con todas aquellas personas que lo recitaron antes, siglos y milenios atrás. Estas voces ascienden como un río hacia Dios, que se manifiesta en los corazones de cada persona aportando una gran tranquilidad mental.

El kirtan tradicional es una práctica grupal, capaz de reunir a muchas personas que entonan los mismos mantras en comunión. Generalmente, el canto se acompaña de instrumentos típicos del folklore de la India, como el armonio, la rudra vina, el ek tara, el tablá o flautas. En la actualidad, también se incluyen instrumentos como las guitarras o los teclados eléctricos.

¿Y cómo es la meditación con kirtan?

Una sesión de meditación con kirtan tiene una larga duración, ya que se busca un estado mental elevado que se consigue a través de las sucesivas repeticiones. Esto significa que puede durar desde un par de horas hasta un día completo, pero esto solo se da en los grupos más devotos y en fechas marcadas.

Meditación con kirtan - Templo

Sin embargo, el grupo que quiera meditar con Kirtan no necesita una sala o zona especial: es suficiente con que resulte acogedor para todos, que las personas tengan superficies donde sentarse o hacer asanas cómodos y que cada uno lleve consigo una Japa Mala, mandala o incluso flores, que representa un regalo para la divinidad.

El cántico se realiza en forma de llamada-respuesta, con un cantante-narrador que toma la iniciativa y el resto de practicantes que repiten el mantra. Una vez concluye cada canto, se produce un tiempo de reflexión, en el que se experimenta de forma consciente los beneficios de esta conexión grupal.

Meditación con kirtan - Budismo

El estado de armonía, felicidad y paz aumenta según avanza la sesión. Esto provoca que cambie la velocidad, el volumen, las personas muestren júbilo y, prácticamente, se note cómo fluye la energía. Según llega el final de la sesión, vuelve el silencio y cada participante puede meditar en absoluta calma.

A pesar de que es una práctica más completa en grupos, una persona también puede beneficiarse de esta repetición de mantras en soledad dentro de una rutina de meditación. Tan solo necesita aprender y recitar una llamada a la divinidad, como el conocido mantra Hare Krishna o el sencillo Sa-Ta-Na-Ma.

Meditación con kirtan - Divinidad

Una repetición de mantras a lo largo de varios minutos provocará alcanzar una potente meditación, capaz de eliminar el estrés, aportar claridad mental y conectar con tu yo más espiritual. En Internet puedes encontrar una gran cantidad de cantos que te pueden ayudar a conocer mejor esta técnica, como este en el que se incluyen también instrumentos modernos, así que no dudes en explorar esta técnica milenaria.

Y tú, ¿has practicado alguna vez la meditación con kirtan? ¿Qué te ha parecido? Es un tema fascinante en el que es posible que me adentre en nuevas ocasiones. Mientras tanto, espero tus experiencias.

Respira, Enfoca, Medita, Siente.
Hasta la próxima.
Aum!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *