¿Cuándo meditar? - Portada

¿Cuándo meditar? ¡Encuentra el momento del día ideal para ti!

A lo largo de distintos posts te he querido mostrar los diferentes beneficios de la meditación. Sin embargo, no he profundizado en una cuestión clave: ¿cuándo meditar? ¿Existe una hora perfecta para la meditación?

Antes de explorar las principales ventanas que nos abre el día para esta práctica, la respuesta directa a la segunda pregunta es no: la hora de meditar ideal depende de cada persona, de sus necesidades y de los objetivos que quiere alcanzar.

Meditar a primera hora de la mañana

Para muchas personas, la meditación es parte de la rutina para comenzar el día y es el único momento del día en que se plantean hacerlo, tanto por la atmósfera especial de la mañana como por cuestiones de tiempo.

¿Cuándo meditar? - Mañana

Uno de los beneficios más claros de meditar nada más despertarse es que marca el tono del día. La meditación en estas primeras horas permite eliminar presión y estrés ante las horas por venir, preparando la mente para afrontar los retos que esperan.

Para quienes quieren adentrarse en la meditación, quieren establecer la práctica como un hábito diario o, simplemente, les cuesta encontrar el hueco para hacerlo, la mañana es el mejor momento. Y, por supuesto, si quieres empezar el día con la mente predispuesta a afrontarlo, ¡también lo es!

Meditar a mediodía

La meditación puede convertirse en una gran herramienta para afrontar las pequeñas complicaciones diarias. Realizar breves pausas para meditar, especialmente a mediodía o en medio de la jornada laboral (en la pausa para comer, por ejemplo), ayuda a mantener la tranquilidad hasta en los días más agobiantes de trabajo.

¿Cuándo meditar? - Trabajo

A nivel físico, la meditación en este momento te ayudará a relajar los músculos tras varias horas delante de una pantalla. Además, aumentará tu capacidad de concentración, la creatividad o a tener una mentalidad abierta ante las ideas de los compañeros y las tareas de la jornada.

Meditación al terminar de trabajar o por la tarde

Meditar al llegar a casa, cuando ha terminado la jornada laboral o al caer la tarde, es uno de los momentos favoritos para muchos. El primero motivo es que hace de barrera entre el trabajo y la vida personal, ayudando a dejar atrás la presión de la oficina.

La meditación por la tarde rompe con la ansiedad que se ha podido ir generando durante el día y permite disfrutar de las horas restantes con una motivación y una energía renovadas.

¿Cuándo meditar? - Atardecer

Este momento es perfecto para las personas que se agobian mucho en el trabajo y que, además, comienzan a preocuparse por la jornada del día siguiente con antelación. Si necesitas una especie de reset para disfrutar plenamente de tu vida personal, intenta meditar al llegar a casa del trabajo.

Meditar antes de dormir

Esto puede sorprender, pero antes de dormir es exactamente el peor momento del día para meditar. ¿El motivo? Que la meditación es lo opuesto de dormir. Relajarse para llegar al sueño es lo contrario a hacerlo para despertar la conciencia y vivir más al tanto de lo que nos rodea.

Por estas razones, debe separarse como mínimo una hora la meditación del momento de ir a acostarse, pues puede generar confusión en nuestra mente y conflicto con el sueño. Además, a nivel práctico, si dejamos la práctica de meditar para la última hora del día, es más fácil que nos la saltemos.

¿Cuándo meditar? - Postura

Y tú, ¿tienes ya establecido tu momento preferido del día para la meditación? ¿Sabes cuándo meditar? Si aún no, mi consejo es que pruebes en distintos horarios para ver en qué momento es más beneficioso para ti. De la misma manera, según el objetivo o las necesidades que busques, puedes introducir meditaciones a lo largo del día.

En todos los casos, estaré encantada de leer acerca de tu experiencia meditando, así que no dudes en enviar tus comentarios y consultas.

Respira, Enfoca, Medita, Siente.
Hasta la próxima.
Aum!

2 replies on “¿Cuándo meditar? ¡Encuentra el momento del día ideal para ti!

    • Judith Tomàs

      Hola Jessica
      La rudraksha es preferible no mojarla. Puedes limpiarla con aceite de sándalo así se hidrata y durará mucho más.
      Para limpiarla energéticamente puedes pasarle incienso de palo sano o ponerla cerca de la resonancia de cuencos tibetanos.
      Espero que te hayamos aclarado tus dudas.
      Muchas gracias por escribirnos.
      Namaste

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *